Gracias por quedarte en mi Universo

viernes, 26 de diciembre de 2008

Esperando a Jesús


glitter-graphics.com


Era la noche de Navidad. Un ángel se apareció a una familia rica y le dijo a la dueña de la casa:

–Te traigo una buena noticia: esta noche el Señor Jesús vendrá a visitaros.

La señora quedó entusiasmada. Nunca había creído posible que en su casa pudiera acontecer tal milagro. Trató de preparar una cena excelente para recibir a Jesús: encargó pollos, carnes, conservas, vinos importados... También se preocupó de engalanar el salón con los mejores adornos y sudó lo suyo para que no quedara ni una sola mota de polvo sin limpiar.

De repente, sonó el timbre. Llamaba una mujer mal vestida, de rostro sufriente, con el vientre hinchado por un embarazo ya muy adelantado:

–Señora, ¿no tendría un trabajo para darme? Estoy desempleada y en gran necesidad –le dijo.

–Pero, ¿qué horas son éstas para venir molestando? ¡Vuelva otro día! –respondió airadamente la dueña de casa–. Ahora estoy muy ocupada preparando la cena para una importante visita.

Poco después, un hombre manchado hasta la cara de grasa llamó a la puerta:

–Señora, mi camión se ha parado aquí, en la esquina. ¿No tendrá por casualidad una caja de herramientas para poderme prestar?

La señora, ocupada como estaba limpiando los vasos de cristal y los platos de porcelana, se irritó muchísimo:

–¿Piensa usted que mi casa es un taller mecánico? ¿Dónde se ha visto importunar a la gente así? Por favor, ¡no ensucie mi entrada con esos pies inmundos!

La anfitriona continuó preparando la cena: abrió latas de caviar, puso champán en la nevera, dispuso con gusto un mantel de encaje... Mientras ultimaba los detalles, alguien batió sus palmas afuera, en el porche. «¿Será que ahora llega Jesús?», pensó emocionada. Con el corazón acelerado, fue a abrir la puerta. Pero no era Jesús. Era un niño de la calle, harapiento, que le pedía un plato de comida.

–¿Cómo te voy a dar, si todavía no hemos cenado? Vuelve mañana, porque esta noche estoy muy atareada.

Al final, aquella elegante mujer logró tener a punto la cena. La familia en pleno esperaba emocionada la ilustre visita. Sin embargo, pasaban las horas y Jesús no aparecía. Hasta que todos fueron vencidos por el sueño...

A la mañana siguiente, al despertar, la señora se encontró con espanto frente al ángel:

–¿Puede un ángel mentir? –gritó ella con indignación–. Lo preparé todo con esmero, aguardé toda la noche y Jesús no apareció. ¿A qué se debe esta broma pesada?

–No fui yo el que mintió; tampoco hubo ninguna broma –contestó el ángel sonriendo–. ¡Fuiste tú la que no tuvo ojos para ver! Y es que Jesús estuvo aquí, en tu casa, no una, sino tres veces: en la mujer encinta y desesperada, en el camionero necesitado de ayuda y en aquel niño hambriento. Pero tú, más preocupada por la elegancia de tu mesa y por la apariencia de tu casa, no fuiste capaz de reconocerlo ni de acogerlo.

8 comentarios:

El chache dijo...

Que gran historia.
Y es cierto que cuanto mas tienes menos te preocupas por lo poco que tienen los demas.
Un saludete

Yaiza dijo...

Me encantó la historia....y que verdád es.
Todos deberíamos mirar un poquito a nuestro alrededor.
Un besito!!

Yaiza dijo...

Que despíste.
FELÍZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO,PARA TODOS!!

Muackkkkkkkk.

moderato_Dos_josef dijo...

Fabuloso cuento Arwen me ha dejado pensativo sobre el egoísmo y envanecimiento a los extremos que puede llevarnos. Hay que saber apreciar los pequeños detalles de la vida. quizás ahí radique el secreto de nuestra felicidad. Lo digo siempre, y me lo repito. Me ha gustado mucho encontrarte. Tienes un blog precioso. me llevaré tu link y me apunto a tus seguidores ahora mismo, así estaremos en contacto. Un abrazo de josef! Ah felices fiestas!

Arwen dijo...

Pues si Chache el mundo necesita un poco mas de amor y humildad..Besitos guapeton

Yaiza me alegro mucho de verte por aqui me alegro que te guste la historia y Feliz Navidad tambien para ti cielo.

Josef que ilusión me dan tus letras, muchas gracias de corazón y me paso por tu blog a ver que me cuentas...muchos besitos y Feliz Navidad

VIVIR dijo...

Has contado una verdad que existe a diario... hay mucha gente asi desgraciadamente... y lo malo es que cada vez hay mas... ¡ojo al dato!

Que pena ¿no?

Un beso

ainhoa dijo...

Que bonito Arwen y que realidad mas grande, el materialismo lo envuelve todo, que pena...
Que nos sirva de reflexion, es precioso.
Por supuesto que los angeles no mienten nunca, solo hay que ver las pistas que nos van dejando en el camino de la vida.
Un fuerte abrazo.

milady dijo...

Gracias por tu visita, te añado a mis enlaces ok? Preciosa historia... y tan real!!! Desgraciadamente el espíritu de la Navidad se perdió hace ya mucho tiempo y cuesta recordar QUÉ celebramos y que es época de esperanza, caridad y fe...Un fuerte abrazo, preciosa, muacsss

Mis entradas

Amigos del Universo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Lady magic

glitter fantasy Pictures, Images and Photos
Free Panda Love U MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com